Dues notícies sobre CaixaBank, l’ATM i TMB que s’han de llegir una darrere l’altre

Continua el procés de privatització de lo públic i de transferència de diners públics a empreses privades. En aquest cas en el transport públic.

La ATM adjudica la T-Movilidad al consorcio de CaixaBank

El contrato, de 58,1 millones de euros, incluye la implantación de la maquinaria y el soporte informático

La Autoridad Metropolitana del Transporte (ATM) ha adjudicado al consorcio SOC -integrado por CaixaBank, Fujitsu, Indra y Marfina- la gestión del nuevo título integrado de transporte, la T-Movilidad. El nuevo sistema sustituirá todas las tarjetas de transporte vigentes en el área de Barcelona, en una primera fase; y de toda Cataluña en 2018. El contrato se ha adjudicado por 58,1 millones de euros y contempla la implantación de la maquinaria y el soporte informático necesarios. Con este contrato, CaixaBank gana cuota en la gestión de la movilidad del área metropolitana, donde Saba, de la que es accionista, gestionará 28 aparcamientos públicos.

El plazo de presentación de ofertas para gestionar el nuevo título de transporte se cerró a finales de julio pasado. Finalmente, de las tres ofertas que optaron al principio por al concurso, solo la del consorcio liderado por Caixa Bank pujó por el contrato, entonces valorado en 66 millones de euros. Informática de El Corte Inglés, la otra empresa con más opciones para llevarse el contrato —junto a Etra y otras operadoras—, decidió no formalizar su oferta, aunque a medidados de julio había pedido una prórroga para presentar la documentación.

La implantación de la T-Movilidad supondrá una revolución en la gestión de la forma de pago de los usuarios del transporte público: por el nuevo sistema en sí y por la irrupción de un operador privado. El nuevo sistema se basará en la tecnología de un chip y no de banda magnética, y será personalizado, de forma que los viajeros podrán obtener descuentos en función del uso que hagan del metro, el autobús, los trenes, el tranvía, los ferrocarriles o empresas que operan entre municipios: cuantos más viajes hagan, mejor tarifa pagarán. También se podrían aplicar tarificaciones sociales en función de la situación personal de cada viajero.

La T-Movilidad supondrá además crear un nuevo sistema de tornos de acceso, mediante una tarjeta parecida a las de crédito y no a las de papel y banda magnética que se han utilizado hasta ahora, lo cual también debería minimizar el fraude. Además, pese a que será la ATM quien fije las tarifas del transporte, tutele el sistema y mantenga su control y propiedad, el operador de la T-Movilidad obtendrá parte de los ingresos de los billetes (para recuperar las inversiones realizadas) y tendrá margen para otras cuestiones, como incluir publicidad en los nuevos títulos.

TMB logra un crédito de 472 millones con la banca para refinanciar su deuda

CaixaBank lidera una operación que llega justo antes de la revisión tarifaria del transporte

Balón de oxígeno para el sistema de transporte público de Barcelona. La Autoridad Metropolitana del Transporte (ATM) ha cerrado un acuerdo con ocho entidades bancarias lideradas por CaixaBank para refinanciar 472,3 de sus más de 500 millones de euros de deuda, lo que le permitirá relajar sus compromisos de pago hasta el año 2031 y ganar margen para que crezca el número de usuarios y de ingresos. El acuerdo llega pocas semanas antes de que la ATM —en la que participan Generalitat, Ayuntamiento y Área Metropolitana de Barcelona— revise para el próximo ejercicio las tarifas del transporte, presionada por las protestas que generaron hace un año las subidas de 2014.

CaixaBank aportará el 50% de un crédito en el que también participarán BBVA, Santander, Sabadell, Bankia, Barclays, Popular, Bankinter y Société Générale, que están firmando la documentación.

La operación se ha articulado a través de Ferrocarril Metropolità, una de las sociedades que integran a Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), la compañía que había ido acumulando entre 2009 y 2013 el déficit acumulado por el sistema de la ATM, hasta cerrar 2013 con una deuda de 546 millones de euros. La mitad de los nuevos 472 millones servirán para refinanciar la deuda bancaria, mientras que los recursos restantes se utilizarán para pagar facturas pendientes con proveedores y para asegurar inversiones. La ATM pagará de intereses el euribor más un 3,5% y en los primeros tres años solo tendrá que afrontar el desembolso de los intereses, según confirmaron fuentes financieras.

El acuerdo bancario va vinculado a la elaboración de un plan de saneamiento y al compromiso de las administraciones de aportar nuevos recursos al sistema, que integra a las redes de autobuses, metro, Ferrocarriles de la Generalitat y tranvía. Asimismo, la banca ha condicionado la refinanciación a un compromiso de equilibrio financiero de ATM. Por el momento, las administraciones presentes en el organismo apuestan por no aportar ningún nuevo servicio de transporte sin los recursos para financiarlo. Los consejos de Ferrocarril Metropolità y TMB se reunieron ayer con carácter extraordinario para permitir la refinanciación.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s